WebLabs Tendencias en marketing, publicidad, diseño gráfico e Internet

15Mar/10Off

Quiero tener mi página web ¿cómo empezar?

Partiendo desde lo más básico, el primer requisito con el que se constituye un sitio web propio es el nombre de dominio y el alojamiento web (hosting).

El nombre de dominio es la parte comercial del proyecto al cual se asocia la dirección de la página y los correos electrónicos.

Desde un punto de vista comercial, hay un nivel de comunicación donde resulta poco profesional utilizar servicios como por ejemplo hotmail para comunicarse entre empresas. Esto se debe a que los servicios gratuitos son usados muchas veces para fraguar datos, estafar o que la competencia solicite información sin mostrar su verdadera identidad.

Un dominio propio por el contrario permite generar recordación de la dirección del sitio web y de la marca. Genera confianza y es más valorado comercialmente.

De este modo uno puede tener todo un sistema del tipo

www.mi-marca.com
email@mi-marca.com
ftp.mi-marca.com

Es esencial que las cuentas de email permitan almacenar gran información sin tener que borrar datos. Asi se puede tener un registro del historial completo a lo largo de varios años y un seguimiento de la comunicación con clientes y proveedores. En nuestro caso el hosting que ofrecemos llega a incluir infinitas cuentas de 7Gb asociadas a la tecnología y servidores de Google. Eso garantiza uno de los mejores filtros antispam del mundo y un delivery de correos muy confiable que no se extravía en Internet.

También obsequiamos DOMINIOS GRATIS del tipo .com .net .org .biz o .info  con cualquiera de nuestros paquetes de hosting premium.
Para mayor información sobre nuestros paquetes puede escribirnos a

marketing@visualweblabs.com

4Jun/08Off

El falso y obsoleto mito de la “presencia en Internet”

Tarde o temprano el mercado teminara por exigirle a toda empresa existir en Internet: sus clientes, sus proveedores, sus referidos, sus competidores, etc.

Resulta imprescindible no solo por una mera cuestión de imagen, sino porque las nuevas maneras de hacer negocio están en constante cambio y hay que adaptarse. Las exportaciones, los nuevos contactos, los enlaces y las alianzas con otras compañías vieron desde años atrás a la web como una de las herramientas más innovadoras y productivas de los últimos tiempos...Y las empresas hicieron sus "páginas web".

Pero la época del boom de los "punto com" se terminó. El termino "portal" referido a sitios web que pretendian ofrecer de todo para todos, y la idea de "navegar" por internet (como si el usuario se desplazara de enlace en enlace dejándose llevar por la marea de la información) son conceptos que pertenecen al pasado. El soprendido usuario que descubría Internet asombrado por un nuevo oceáno de información ha muerto y hoy es más frío y neutral con la información que evalúa.

Es mentira que "el mundo" vaya a ver su una empresa solo porque tiene una página web. El diseño ha pasado a un segundo nivel mientras que la estrategia y el contenido semántico es lo que prima para los buscadores.

Hay que decir la verdad que muchas empresas de desarrollo web ocultan: Hacer una página web puede ser un verdadero desperdicio de dinero.

No es un secreto que existan millones de páginas web en el mundo que no se visiten; y esto se debe a que no aparece en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda o no se han desarrollado mecanismos publicitarios para brindar la información al público objetivo.

Tampoco se puede medir la efectividad publicitarioa por un contador que hable de "miles de visitas". ¿No estaria acaso más satisfecha su empresa con 10 nuevos clientes sólidos en vez de miles de visitantes sin interés en lo que ofrecemos?

La ecuación es simple:

1 El Usuario necesita algo

2 El Usuario Busca algo

3 El Usuario decide elegir entre toda la información que obtuvo con su búsqueda.

Si usted no forma parte de los resultados de esa evaluación, entonces los cientos de dólares invertidos en su página web no sirven, no tienen retorno, son improductivos y no cumplieron su objetivo.

"Existir" no basta. Una compañía debe entrar a competir, y a desplazar a la competencia; no a hacer un simple acto de presencia. Si su misión y sus objetivos no están reflejados en su website, entonces solo habrá conseguido unirse a las millones de páginas copiadas que no se diferencian de las demás. Una página web comercialmente eficiente nunca será mejor porque tiene más animaciones, más applets, java script, o causa "mas impacto". Ni siquiera porque se vea mejor que los del mismo rubro.

La esencia de la mejor página web es aquella que brinda "LO QUE EL USUARIO BUSCA, CUANDO LO NECESITA".

Detrás de ello hay estrategias basadas en encontrar a dichos usuarios, y es donde me gustaría recalcar que Internet no se trata solo de páginas web.

Eso algo que deberían saber muchos clientes antes de decidir por su cuenta todos los factores de su inversión en Internet.

Felizmente para los que no saben de estas cosas siempre hay un WebLabs a un click de distancia.

Si está en sus manos el poder de ofrecerle una gran imagen a su empresa: ¿Porqué hacer negocios de alguna otra manera?